Reivindicando las magdalenas: magdalenas caseras clásicas.

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Sus dice:

    Te han quedado espectaculares, con un buen copete sí señor!!!
    Muy buenos cambios. La verdad es que la repostería está más rica con aceite de oliva que de girasol, no predomina el sabor a aceite, yo después de probar a cambiarlo un día, ya casi no utilizo el de girasol.

    • Verónica dice:

      Gracias, Sus, me halagas 😉
      Es que yo no uso aceite de girasol, nunca tengo en casa, así que cuando encuentro una receta que pide aceite de girasol, uso el que tengo en casa, el de oliva. Más típico de nuestra cocina, ¿no?

  2. Sus dice:

    Más típico y seguro que más sano. Yo solía comprar aceite de girasol para hacer palomitas que me gusta más hacerlas en la olla que de micro, ya que esas llevan mucha sal y la grasa de mala calidad. Y me pasó lo mismo, que una vez hechas con aceite de oliva, nos gustaron mucho más.

    • Verónica dice:

      Ay, las palomitas jijiji. A nosotros es que hace años nos regalaron una máquina de esas de hacer palomitas y es genial porque sin aceite ni mantequilla ni nada de nada: maíz y un poco de sal al terminar de hacerse.

  3. Goyi dice:

    RICAS RICAS RICAS, madre mía que hija mas trabajadora tengo, yo que las he probado estoy dispuesta a repetirrrrrrrrrrrrr, quiero otras pocassssssssss
    besazos

  4. michana dice:

    me han encantado tus magdalenas cuando tenga un poco de tiempo las pienso hacer gracias por estar hay un saludo

  1. 25 Abril, 2017

    […] Magdalenas clásicas, las del desayuno de toda la vida. […]

  2. 30 Mayo, 2017

    […] este bundt cake de algarroba y naranja, pero si prefieres magdalenas más tradicionales, te sugiero las clásicas, las de toda la vida, hechas con aceite de oliva o unas muy especiales rellenas de crema pastelera. (adsbygoogle = […]

  3. 31 Mayo, 2017

    […] no es fácil. Estas magdalenas sí lo son, os lo aseguro, aunque no consiguen el copete alto de las magdalenas “normales”, están bien ricas y ya tenía yo ganas de probar cómo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *